No te afanes acumulando riquezas; no te obsesiones con ellas.